BIOSFEAR + MIDGAR en directo… ¡Crónica de un éxito anunciado!

Gran noche la que hemos podido vivir en Madrid, donde BIOSFEAR nos convocaban para celebrar el primer aniversario de la salida de su primer disco “Antes de que todo cambie”. Y yo no he podido dormir, deseando transcribir todas las ideas y sensaciones que han dejado en mi mente. Y es que BIOSFEAR siguen al pie de la letra su lema de no dar un paso igual a otro, y ser, y hacer las cosas de modo inesperado.
Tras la edición del disco, tan solo un concierto de presentación. Y despues, gira de entrevistas y sorpresa con el e.p. acústico “Una cura de ilusión”, con mini gira de acústicos, bien en diversas Fnac, bien para recoger premios…Así que, ó mucho me equivoco, ó esta es la segunda vez que tocan en eléctrico tras la salida de “Antes de que todo cambie”…
Buena entrada en Ritmo y Compás, con quizás algo más de medio aforo, de los que la mitad, como mínimo, eran la orda de seguidores de MIDGAR.

MIDGAR

La noche la abrieron ellos, a los que pude ver en el Granito Rock 2010. Ya entonces me sorprendieron por su nivel y calidad, y no desentonaron con el resto de ganadores. Lo cierto es que he notado una importante mejoría, tanto instrumental, como en la forma de cantar de Elena. Sin duda un grupo en progresión ascendente que nos deleitaban con un set-list basado en su flamante primer disco, que estrenaban y presentaban esta noche, “Sombras De Arena”…
Lo más destacable fué el feeling y la alegría que transmitieron todos ellos a lo largo del concierto. Absolutamente entregados, emocionados, disfrutando de cada nota… Sin duda se notaba que estaban viviendo un momento trascendental, quizás un sueño hecho realidad (la edición y presentacion de su disco), y eso, la transmisión de emociones, es para mí lo más importante cuando un artista de la música decide subirse a un escenario para mostrar su creatividad…
Descargaron su cd íntegro, incluyendo versiones de “The Cranberries”, y de los ochenteros “Bronski Beat”, bien adaptadas a su estilo metal melódico.
Como diría mi amigo Mariano Palomo… ¡¡¡PLAS, PLAS, PLAS!!!… Sin duda, siguiendo en esta línea, continuarán su camino ascendente, sin pausa pero sin prisa…

BIOSFEAR, la banda…

Y llegó el momento de BIOSFEAR… Cuantas ganas tenía de verles por fín sobre un escenario, y en concierto eléctrico, pues no pude asistir al de presentación. Y resultó ser exactamente lo que me esperaba, lo que sus discos ya anunciaban… ¡¡¡IM-PRESIONANTE!!!…

BIOSFEAR está compuesto por cinco virtuosos, maestros en sus respectivas disciplinas, que ofrecieron un espectáculo artístico de un nivel que tan solo llegan a soñar la mayoría de los que pueblan nuestros medios de comunicación, elegidos por un inculto musical, sentado en su mesa, dedicado a buscar y explotar solo a aquel que le haga ganar dinero, sin valorar calidad técnica, composiciones, letras inteligentes, creatividad, o sea, todo de lo que BIOSFEAR van sobrados.

La base rítmica, formada por Maya a la batería, y Javi Sane, al bajo, no tiene nada que envidiar a nadie.
Maya, a quien tenía muchas ganas de ver actuando y autor de las letras de la banda, tiene un estilo muy peculiar, ya que los baterías tienen la tendencia general a ser muy vistosos en sus gestos, pero él lo hace fácil, y, dando tantos golpes como es necesario en la potente música de Biosfear, y con una serie de registros rítmicos nada repetitivos (con la exigencia del componente progresivo de la música que interpretan BIOSFEAR), da la sensación de hacerlo sin ningún esfuerzo, impertérrito en su gesto y en sus ademanes…
Javi Sane (Patricia Tapia KHY, Inntrance) por su parte, ofreció a lo largo del concierto muchos momentos de habilidad virtuosa, recorriendo el mástil de su bajo como si fuera una guitarra, doblando solos con Rudy (guitarra), pero tambien supo estar en su lugar cuando tocaba mantener esa sólida base construida junto a Maya sobre la que sus compañeros nos deleitaban a cada momento. Y además poniendo el interés en deleitar al respetable, sonriendo, animando y moviéndose sin cesar…
Javier Díez, teclista, ya era más que conocido por mi parte, pues le he visto crecer sobre los escenarios, y en discos y colaboraciones, a lo largo de los últimos años… Un auténtico portento que además toca la guitarra y hace coros, y nuevo teclista de MAGO DE OZ. Así que sus muestras de calidad con el piano, y su excelente criterio para componer melodías emotivas, no son una sorpresa, aunque sí altamente recomendables de disfrutar. Aunque no creo que en Mago de Oz se pueda lucir demasiado, esperemos seguir viéndole en eventos en los que tenga la libertad de la que, por ejemplo, disfrutó y disfrutamos ayer… Por cierto, mientras Javi tocaba una emotiva melodía, solo sobre el escenario, cuatro irrespetuosos y memos ignorantes, se dedicaban a gritar hablando sobre sus asuntos, como si estuvieran en una discoteca… Supongo que para que la música tenga cierto éxito, hay que atraer a impresentables que no tienen ningún criterio artístico, ni ningún deseo de tenerlo, pero con qué ganas me quedé de acercarme a sus orejitas y gritarles… ¡¡¡POR QUÉ NO TE CAAALLAAAAASSSS!!!
He dejado para el final a los dos solistas de la banda, Rudy y Gemma. Rudy hizo exactamente lo que puedes esperar escuchando el disco, con melodías rápidas y demoledoras, una velocidad de dedos escalofriente, pero igualmente, y en ese sentido es comparable al trabajo de Javi Díez con su teclado, un sexto sentido para las melodías más lentas y emotivas, consiguiendo en muchas ocasiones que su guitarra te hable, sin palabras, y te haga entender sentimientos, sin una sola letra, pero si con las notas adecuadas… Quizás estuvo algo nervioso, ó solo soy yo, pero si que le noté algo tenso, como falto de tablas, lo cual no sería raro con lo poco que tocan… Hubo un momento en que se ausentó del escenario, y fue evidente para mí que no estaba preparado (puedo equivocarme), y algún problema con sus pedales a la hora de cambiar el sonido de su guitarra. Cosas puntuales que no anulan, sino todo lo contrario, su excelente actuación. El público le cantó “cumpleaños feliz” dos veces, una entre canciones, y otra al final, con regalo de tarta incluida… LA HOGUERA también te felicita Rudy, y esperamos verte sobre los escenarios más a menudo…

…yyy, a la vooooozzzzz….. GEEEEMAAAAAAA!!!

No tengo ninguna duda, Gemma es la prueba viviente de que hay vida en otros planetas, y es una especie con unas cuerdas vocales sin límites para emitir notas y sonidos… En ocasiones, cuando no se la oía, estoy seguro que estaba emitiendo ultrasonidos e infrasonidos, que los humanos somos incapaces de percibir…
¡¡¡Pero qué voz, madre mía!!! A GEMA VAU el pentagrama se le queda pequeño, por arriba y por abajo. Su magistral actuación, perfecta en todo momento; la aparente facilidad para extraer de su garganta los más potentes agudos y los más sólidos graves; su rostro, interpretando gestualmente los textos de sus canciones, la rabia, la dulcura, desilusión, amor ó dolor; los medidos contorneos de su cuerpo, bailando, moviéndose por el escenario, como lo que es, la Reina de esa noche. Todo en Gema es admirable, y yo ya no podré volver a encender la tele ó las emisoras de radio, porque me daré cuenta que los demonios campan a sus anchas por nuestros medios de comunicación, mientras que los ángeles viven ocultos.
Pero soy feliz, porque sé donde están esos ángeles, y tengo la gran fortuna de poder disfrutar de su poder y belleza. Hay cinco en el grupo de metal progresivo BIOSFEAR, y yo recibí anoche todo su amor…

BIOSFEAR, el set list…

Interpretaron el disco “Antes de que todo cambie”, comenzando por el final, “Miserable humanidad” con su correspondiente intro, y ya se empieza a percibir la mano de Javi Díez con unos arreglos más pronunciados que en el disco, y dándole a los temas un carácter más electrónico, ó, como dicen ahora, industrial. Continúan las mismas sensaciones con “Mensajero de otro tiempo” y “El elixir de la ilusión”, interpretaciones magistrales, pero donde sigo apreciando cierta falta de arreglos de guitarra y más protagonismo de Díez. Y no es que Rudy no hiciera su trabajo estupendamente, ni que las canciones no fueran como en los discos, que eran idénticas, sino que la cantidad de líneas de guitarra que sin duda hay en el disco, parecen sustituidas por arreglos de Javi, que le dan a las canciones un aire sorprendente.
“Mi vanidad”, “Mares ahogados” con la que botamos de lo lindo, la preciosa balada “No desaparecerás”, y el momento solo de piano de Javi Díez, dan paso al único tema acústico de la noche. Y el elegido fué “Love of my life”, el baladón de Queen, que interpretaron sentados en la tarima de la batería.
Este momento fué aprovechado por la increible Gema que, con unas simples palabras dichas de forma dulce y susurrante, “…podéis acercaros…”, hizo que los pies se nos fueran a 100 personas hacia el escenario sin ningún control sobre nosotros mismos… ¡Dios! qué poder… He visto muchas veces en directo al frontman, en el mismo local, decir las mismas palabras, sin ninguna respuesta por parte del respetable.
Tras “Ven a mí”, terminan el concierto con “Las arrugas de mi piel”, el tema que más gusta a grupo, pues la eligen para terminar, y seguidores, que la cantaron y disfrutaron. Y ya que estamos, tambien es la que más me gusta a mí. Pero claro, esto era el final trampa habitual, antes de que los bises. Y digo trampa tambien para el grupo, que a más de uno he visto recoger los bártulos ante la falta de interés del público, que en esta ocasión si pidió “otra, otra”, y algunos hasta “veinte más, veinte más”.

Para los bises se desata la locura, y Gema nos avisó “no sabéis lo que acabáis de hacer”… jajaja… ¡Versión de Dream Theater!… “Take the time”… Gracias a Javier del Valle, del programa “Otra Semana Musical” que me dió la información precisa, porque me sonaba la canción pero no la hubicaba. Aquí la banda se desató en una especie de orgía virtuosa en la que los cinco dieron rienda suelta a sus más profundas habilidades, ofreciendo un recital de dobles melodías bajo/guitarra, teclado/guitarra, carreras entre Sane y Maya; y Gema brillando como siempre con su facilidad para ofrecer lo imposible.
Tras “Reflejo”, el último tema que les quedaba por interpretar del disco, otra pedazo de versión de otra grandísima banda. “Eyes of a Stranger”, de Queensrÿche donde Gema se deja de florituras para hacer lo más difícil, clavar cada nota de Geoff Tate en esta canción, sin más y sin menos.

Despedida…

Y así terminó una noche en Ritmo Y Compás, que debió de haberse celebrado en el Auditorium Nacional de la Música.
¿Piensas que exagero?
¡JÁ! Yo ya hace tiempo que me rendí con la lucha de que los que manejan el negocio de la música, dieran prioridad a la calidad sobre los beneficios. Ahora me conformo con que se acepte la realidad de que en el Rock hay tan buenos artistas como en la pintura, la escultura, la arquitectura… y que no hay ninguna diferencia entre un compositor de Metal, y un compositor de música clásica. Javi Díez, por ejemplo, lo demuestra cada vez que se sienta ante sus teclas.
 
Maya, Sane, Díez, Rudy y Gema… GRACIAS!!!

CARLOS TREVIÑO COBO  (LA HOGUERA)

2 Respuestas a “BIOSFEAR + MIDGAR en directo… ¡Crónica de un éxito anunciado!

  1. Quizá esos cuatro que dices que gritaban podían ser amigos suyos de mas de 15 años compartiendo carrera , solo quizá la confianza que tiene con ellos les permite hacer cosas así…solo quizá…

    • Seguramente tienes razón… en cualquier caso allí estábamos más gente a parte de ellos, y su desinterés por el trabajo de Javi al piano deslució un poco el momento, por los problemas que tuvimos para escucharle.
      Gracias por tu opinión. Si estuvistes allí, ya mereces todo respeto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s